Locales Noticias

Crisis económica obliga a los infantinos a comer de la basura

 

RAMÓN RÍOS (ECS-UBV)

FOTO CORTESÍA CARLOS LORETO 

VALLE DE LA PASCUA. La crisis económica por la que está pasando el venezolano, ha llevado a que en muchos hogares tenga que salir a buscar la comida en la basura, en distintos comercios de venta de verduras se observan como los niños y niñas y adultos buscan las verduras para poder subsistir.

Más familias comen de la basura, más tubérculos conforman la dieta del venezolano y más hogares se separan porque no hay suficientes recursos para mantener a todos los miembros. Esa fue la realidad reflejada en el más reciente estudio de la fundación Cáritas Venezuela, que evaluó el peso y la talla de mil 69 niños menores de 5 años y encuestó a 444 familias entre marzo y abril de este año. El panorama es desolador: los venezolanos viven una crisis alimentaria y humanitaria.

De acuerdo con la Asamblea Nacional, la inflación del mes de marzo se ubicó en 67%. La imposibilidad de conseguir alimentos se debe  a la escasez de alimentos que, según cifras de Consecomercio, se ubicó en al menos 80%, pero también a que los venezolanos cada día tienen un menor poder adquisitivo.

«Si tienes hambre, y no tienes comida en tu casa, y no consigues nada en ningún lado, y consigues algo como una arepa en una bolsa, te la tienes que comer», dijo uno de los entrevistados.

El número de venezolanos que realizan esta práctica en búsqueda de sustentarse es desconocido. Sin embargo, en las calles todos los días son más los ciudadanos los que tratan de alimentarse con los desechos de otras personas.

El periodista Carlos Loreto difundió  a través  de la red social Facebook imágenes que daban a conocer sobre la crisis por la que están pasando los infantinos y es que según lo señalado por el mismo periodista niños y niñas asi como sus representantes deben buscar de la basura para poder comer.

El consumo de tubérculos aumentó y disminuyó el de carnes, huevos y lácteos, los cuales son vitales para la prevención de la anemia, el crecimiento y el desarrollo infantil, así como para tener embarazos seguros y saludables.