LVBP SLIDER

Caracas – Magallanes ¡Mil Historia Historias una Pasión!

 

En la temporada pasada se cumplieron 75 años del primer duelo entre Caracas y Magallanes. Ocurrió el 27 de diciembre de 1942, en el viejo estadio de San Agustín. Ese día comenzó la rivalidad que este martes se retoma en la capital.

Mucho antes de que existiera la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Antes, incluso, de que hubiera un equipo llamado Leones y de que la nave jugara en Valencia. Antes de todo eso y más, hace 75 años, nació la rivalidad que hoy vive un nuevo capítulo entre Caracas y Magallanes.

El calendario puso a melenudos y turcos frente a frente este martes, en el estadio Universitario de la capital.

Es la primera vez en el campeonato 2018-2019 que miden fuerzas los dos equipos más populares de la pelota local, esos que reúnen, al menos según la conclusión de dos importantes encuestadoras, alrededor de la mitad de la fanaticada que se desvive y se desmuere por el deporte nacional.

(La pasión que causan los Eternos Rivales es tal, y toca de tal modo a propios y extraños, que la empresa que contrató uno de esos estudios de opinión pidió no revelar su identidad, como también lo solicitó el ejecutivo de la encuestadora que llevó a cabo la otra indagación.)

La fiesta que prenderá las luces del parque capitalino comenzó abonada por el instinto para los negocios del legendario Martín Tovar Lange, según cuenta el desaparecido Alexis Salas.

Tovar Lange, deseoso de invertir en un club de beisbol, se asoció con la Cerveza Caracas para convertir una novena varguense, el Cerveza Princesa, del inolvidable Jesús Corao, en el reluciente Cervecería Caracas, en 1942.

Ya el Magallanes era una institución de raigambre popular, especialmente en el oeste de la capital. Había renacido en 1928, una década después de desaparecer el primer equipo que llevó ese nombre y que jugó entre 1917 y 1918.

La travesía de la nave era fructífera, al momento de aparecer el Cervecería. Conquistó la Serie  Nacional de 1930, sembrando de encono deportivo sus duelos contra el Royal Criollos, la principal divisa del régimen gomecista y creador del “purocriollismo” en los tiempos fundacionales de la pelota nativa.

Magallanes había sido subcampeón en la edición de 1941 de la Primera División, heredera de la Serie Nacional y último antecedente de la LVBP. Con esa medalla en el pecho, concurrió al primer tope contra quien se convertiría en su eterno rival.

Tovar Lange resucitó el “purocriollismo”, con una audaz política de contrataciones. Firmó a muchos de los mejores peloteros venezolanos del momento, incluyendo a varios Héroes del 41, y al revivir la orgullosa virtud del Royal, heredó también la pugna con los Navegantes, que por entonces escribían con minúscula ese nombre, por ser sólo uno de los apodos del conjunto (también “leones” era sólo un mote conferido a los capitalinos, a quienes llamaban “los leones del Anauco).

Aquel 27 de diciembre, casi ocho décadas atrás, el gran Vidal López, enseña y figura de los turcos, abrió por el Caracas, lanzó juego completo y disparó tres hits como cuarto de la alineación, camino a un blanqueo de 3 carreras por 0.

Lo de López fue sólo una de muchas paradojas en los inicios de ambos clubes.

El “Muchachote de Barlovento” ya había sido miembro de la nave. Y volvió a ser, a partir de 1943, y hasta su retiro, una de las caras más reconocidas en el bando de los bucaneros, que para más paradojas vistieron en los años 30 una camiseta que ponía “Magallanes de Caracas”.

Así jugaron aquella primera vez

Luis Aparicio Ortega, el “Grande de Maracaibo”, el hombre en cuyo homenaje se disputa esta temporada de la LVBP, fue el primer bateador en un duelo entre Caracas y Magallanes, aquel 27 de diciembre de 1942. Tenía 30 años de edad. Faltaba algo más de una década para que cediera bate, guante y leyenda a su hijo Luis Aparicio Montiel, con Gavilanes y en Maracaibo, en 1953.

Vidal López hizo el primer pitcheo de ese choque histórico, en el estadio de San Agustín. También hizo el último, porque aisló seis hits y lanzó completo.

El cubano Plácido Bernal comenzó por los turcos, que contaron con jugadores notables en su alineación, como Jesús “Chucho” Ramos y Balbino Inojosa.

Los capitalinos presentaron un lineup de estrellas, con José Antonio Casanova, José Pérez Colmenares, Héctor Benítez “Redondo”, Luis Romero Petit, Ramón “Dumbo” Fernández y otros Héroes del 41.

El torneo estuvo tan cerrado como ese choque, que ganó el Caracas 3 por 0. El Cervecería se proclamó campeón, con juego y medio de ventaja sobre los bucaneros. Magallanes se desquitó, al obtener la corona un año después.

La rivalidad en la historia
En el año del debut de los Leones en la liga profesional criolla, los Navegantes castigaron a los herederos del Cervecería con pizarra de 10-1 en encuentro celebrado en el recién inaugurado Estadio Universitario de la UCV. El lanzador de los Navegantes, John Mackinson mantuvo en blanco a los felinos durante nueve entradas y dos tercios, hasta que Alfonso «Chico» Carrasquel disparó el único imparable de los melenudos en el décimo episodio. La novena marina definió el encuentro a su favor en la entrada número 13 al producir nueve carreras que rompieron el empate a uno.
En 1955, los felinos propinaron a los Navegantes el primer no hit no run de la liga venezolana gracias al dominio del serpentinero Lenny Yochim.
A partir de 1956 los Navegantes desaparecieron por problemas económicos suspendiendo la rivalidad hasta 1964, cuando Antonio José Istúriz compró la franquicia y el Magallanes volvió a la acción.
En 1968, los turcos volvieron a ser dominados por el pitcheo felino, cuando el 24 de octubre Howie Reed consiguió el segundo no hit no run que los melenudos le han propinado a sus eternos rivales.

Para la campaña 69-70, Magallanes abandonó la ciudad capital y la franquicia se mudó a Valencia, donde han mantenido su sede hasta la fecha.

El 27 de octubre de 1970 los turcos igualaron un récord del béisbol criollo jugando contra los Leones al conectar tres cuadrangulares en un mismo episodio, luego que Gustavo Gil, Jim Holt y Harold King dispararan vuelacercas por los jardines izquierdo, central y derecho respectivamente.

En la campaña 71-72, los melenudos se desquitaron de los tres cuadrangulares que el Magallanes le disparó en un mismo innning, imponiendo una nueva marca en la liga venezolana al disparar 26 inatrapables ante los Navegantes para derrotar a sus eternos rivales con pizarra de 22-9.

El cinco de noviembre del 74, nuevamente un jugador felino hacía historia a costa de los Navegantes, cuando Víctor Davalillo conectó su imparable número mil en la pelota criolla.

En la zafra 77-78 Antonio Armas se ensañó contra los turcos disparando el cuadrangular número 12 de la campaña ante los envíos del pitcheo del Magallanes para dejar atrás la marca de jonrones para un criollo, hasta ese momento, en manos de Luis «Camaleón» García. Esa misma campaña pisó el plato en un encuentro ante el Magallanes para sumar 62 anotaciones, récord actual en nuestra pelota.

En 1979, los capitalinos consiguen la más recordada de sus hazañas en contra de sus archirivales, al vencer al Magallanes en los 14 juegos de la serie particular de ese año.

En 1985 Mark Funderburk consiguió una rayita a favor de los turcos al establecer un récord en el béisbol venezolano al conectar dos cuadrangulares en un mismo inning frente a los Leones.
Navegantes del Magallanes fue el primer equipo en nacer en la pelota venezolana, remonta a finales de 1917. Como lo destaca Bracho y García (2007) el nombre del club “…a Benitez se le atribuye mayormente la autoría del nombre Magallanes. Señalado como venezolano por unos, y también canario y portugués por otros son diversos los caminos que han conducido hacia esta suposición. Se decía, por una parte, que en su condición de portugués evocaba a su compatriota Fernando Magallanes como inspiración para darle identificación a la escuadra”.

Una anécdotica hazaña de los valencianos, ocurrió el 16 de Noviembre de 1985 cuando el estadounidense Mark Funderburk se convertiría en el primer toletero en conectar dos cuadrangulares en una misma entrada y el nombre del rival los Leones del Caracas.

Leones del Caracas nació el 8 de agosto de 1952, cuando Pablo Morales y Oscar Prieto Ortiz le compraran el equipo a Martín Tovar Lange, el Cervecería Caracas, un heredero digno, club que hasta el momento es el más ganador en la historia de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional con 17 campeonatos obtenidos.

Una anecdota de los capitalinos, ocurrió el 11 de Febrero de 1953, cuando los noveles Leones se coronaron campeones de la pelota venezolana ante los Sabios de Vargas y justo en la campaña en la que debutaron.

El primer juego sin hit ni carreras que ocurrió en la LVBP, casualmente fue en un partido entre “Los Eternos Rivales” el 8 de Diciembre de 1955 de la mano del estadounidense Lenny Yochim los melenudos sometieron a los eléctricos 3 carreras por 0.

La primera vez que se instauro un reto o “rivalidad” remonta de los enfrentamientos entre el Magallanes y el Royal Criollos que representaba a la populosa barriada de Sarría.

Finales entre Los Eternos Rivales

Fue un 22 de Enero de 1994  cuando Roger Cedeño de los Leones del Caracas como primer bateador en el José Bernardo Pérez de Valencia engalanó el primer histórico partido en Series Finales entre “Los Eternos Rivales” contra el lanzador de los Navegantes del Magallanes, el zurdo Juan Carlos Pulido.

Los Navegantes han dominado dos series finales (93-94 y 96/97) y los Leones tomarían venganza y se coronarían campeones en la última (2009/10), le mostraremos a continuación la sinopsis de resultados de cada una de estas finales de estos dos conjuntos en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

Temporada 1993-1994

CAMPEÓN: Navegantes del Magallanes

SERIE FINAL: (4-3)

INICIÓ:  22 de Enero de 1994 | Estadio José Bernardo Pérez

FINALIZÓ: Estadio José Bernardo Pérez @Valencia

JUGADOR MÁS VALIOSO:  Melvin Mora

___________________________________________________________________________

Temporada 1996-97

CAMPEÓN: NAVEGANTES DEL MAGALLANES

SERIE FINAL: (4-1)

INICIÓ: 24 de Enero de 1997 | Estadio José Bernardo Pérez

FINALIZÓ: Estadio Universitario @Caracas

JUGADOR MÁS VALIOSO: Richard Hidalgo (MAGALLANES)

___________________________________________________________________________

Temporada 2009-10

CAMPEÓN: LEONES DEL CARACAS

SERIE FINAL: (4-3)

INICIÓ: 21 de Enero de 2010 | Estadio José Bernardo Pérez

FINALIZÓ: Estadio José Bernardo Pérez @Valencia

JUGADOR MÁS VALIOSO: Grégor Blanco (CARACAS en calidad de refuerzo proveniente de TIBURONES DE LA GUAIRA)

Grandes figuras

Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes a través de los años han hecho historia por sus logros como equipos, pero sobre todas las cosas por los grandes jugadores que a travez de los años han exportado a las mejores ligas del mundo, esperados año tras año por la gran mayoría de la fanaticada para que refuercen sus respectivos equipos en el campeonato criollo.

Leones del Caracas:

De izquierda a derecha: Alfonso Carrasquel, Pompello Davalillo, Antonio Armas, Andrés Galarraga, Omar Vizquel y Bob Abreu

Alfonso Carrasquel

Pompeyo Davalillo

Víctor Davalillo

Baudilio Díaz

Antonio Armas

Jesús Marcano Trillo

César Tovar

Andrés Galarraga

Omar Vizquel

Omar Daal

Alex González

Edgar Alfonzo

Carlos Hernández

Urbano Lugo, hijo

Ugueth Urbina

Roberto Petagine

Roger Cedeño

Bob Abreu

Marco Scutaro

Franklin Gutiérrez

Asdrúbal Cabrera.

Navegantes del Magallanes:

De izquierda a derecha: Vidal López, Dámaso Blanco, Néstor Isaías “Látigo” Chávez, Melvin Mora, Edgardo Alfonzo, y Johan Santana.

Vidal López

Luis “Camaleón” García

Dámaso Blanco

Néstor Isaías “Látigo” Chávez

Carlos ”El Almirante” García

Melvin Mora

Johan Santana

Richard Hidalgo

Luis Raven

Endy Chávez

Clemente Álvarez

Oscar Henríquez “Manacho”

Eddy Díaz

Edgardo Alfonzo

Andrés Eloy Blanco

Carlos Hernández ”El Tapón”

Carlos Mendoza

Pablo Sandoval

José Altuve

Félix Hernández.

La música se unió a la tradición

Variedad de temas musicales han ganado notoria fama con el tiempo por la defensa de los equipos de béisbol en Venezuela, una de ellas y quizá la más famosa es la compuesta por el fallecido músico de la Billos Caracas Boys, Pedro Rojas, autor de «Magallanes será campeón».

Aunque todos los equipos tienen una variedad de canciones en distintos géneros musicales, este emblemático tema es la que más se escucha cuando inicia la temporada.

Pero llegó el sonero del mundo, Oscar de León quien le dedicó una canción a los Leones del Caracas llamada “Ruge el León”, con motivo de la victoria en el año 2006 que llevó a los felinos a la Serie del Caribe. Entre sus letra dice “ruge el estadio que vive otra batalla de honor, si juegan con Magallanes la sopita del león. Nuestra pelota caribe de este mundo es la mejor”.

La rivalidad en la pantalla grande

Luis Carlos Hueck, es el director de film venezolano Papita, Maní, Tostón; una historia particularmente venezolana donde se plasma con el humor que caracteriza al venezolano la pasión por el béisbol y la rivalidad entre los fanáticos de la nave turca y los felinos.

 

Fuentes: elemergente.com, globovision.com.