Locales Noticias SLIDER

¡Aunque no lo creas! De 100 abuelitos 83 se encuentran activos sexualmente

 

 

BALSIBETH CAMEJO (ECS/UBV)

VALLE DE LA PASCUA. A muchas personas les nacen dudas en cuanto a la sexualidad en personas de tercera edad,  y es que abuelitos no se escapan de la vida amorosamente. Por medio de investigaciones de especialistas en área como; Feliciano Villar, Carme Triadó, Montse Celdrán y Josep Faba han expresados públicamente sus conocimientos referente al tema.

Es una realidad que casi todas las personas desde su nacimiento hasta el fallecimiento se encuentran activos sexualmente, así como la necesidad de tener relaciones sexuales con otros y en solidario. También es cierto que hoy en día en centros residenciales existe una falta muy relevante de intimidad así como de seguimiento individualizado a las personas mayores por falta de recursos y sobre todo formación y comunicación.

Los especialistas antes mencionado luego de una entrevista con personas mayores, alguno de ellos expresaban que hay profesionales que tienden a tener reacciones negativas y muy peyorativas frente a personas mayores indicando sus necesidades efectivosexuales tanto en público como en privado.

¿Cuáles son las necesidades sexuales en el envejecimiento?

Según participantes en la investigación y según profesionales, en este caso 83 de un total de 100 personas explican que las necesidades sexuales se mantienen durante el proceso de envejecimiento aunque no totalmente. Sin embargo algunas personas consideran que “se mantiene el interés pero decae la práctica”, y disminuyen la intensidad de las necesidades sexuales pero no desaparecen.

En todo caso, las necesidades sexuales en el Envejecimiento, como en la etapa adulta dependerán sobre todo de la historia de vida, así como de la vulnerabilidad ante determinadas enfermedades neurodegenerativas y/o neuropsiquiátricas, puesto que el deseo sexual está estrechamente relacionado con dichas enfermedades que además son tan frecuentes.

Según autores existen dos barreras en las que se requiere trabajar:

*Barreras Internas: Los pudores y los sentimientos de vergüenza ante la sexualidad en la vejez son los mayores edadismos presentes, la mayor estimatización, la mayor barrera interna. Hablamos de reglas morales y factores generacionales como educación represora.

*Barreras Externas: El contexto en los Centros Residenciales como el contexto en el Domicilio así como la infraestructura del espacio en el que se encuentra la persona mayor es la principal barrera externa. En Centros Residenciales, por falta de recursos, suelen convivir en espacios compartidos con una clara falta de intimidad y en el Domicilio suele ser frecuente la infantilización y sobreprotección.

En definitiva, la solución ante la estigmatización de la sexualidad en personas mayores y de la falta de intimidad recae sobretodo en la labor de los profesionales, sean los auxiliares, psicogerontólogos, enfermeros y auxiliares que son los que están en contacto directo con las personas mayores.

 Es por esto que es importante prevenir “conociendo las enfermedades neurodegenerativas”, saber cómo discernir el consentimiento, asesorar y recabar información y, sobre todo, desdramatizar las situaciones en que se den comportamientos de afecto, así como encontrar soluciones ante los comportamientos inapropiados, siempre desde el enfoque de atención centrada en la persona y desde la evaluación dentro del contexto clínico.(CORTESÍA)